2007 / HUMANO INTERIOR - 2006 / AMANECERES Y ATARDECERES

HUMANO INTERIOR
Autor Adriana Belbussi
Año 2007
Ver: http//
www.myspace.com/humano_interior
Fotografía Sergio Senisa

El 29 de setiembre de 2007 cinco bailarinas vestidas de rojo y negro ocuparon las calles de la ciudad de Salto alterando la rutina y cambiando el paisaje de sus calles, durante 60 minutos. La propuesta de Adriana Belbussi junto a Aurora Riet, Ana Clara Martínez, Ruth Ferrari, Leticia Falkin, fue un proyecto en el área artes visuales, financiado por los Fondos Concursables del Ministerio de Educación y Cutura.
“...es en la ciudad donde tantas veces me siento como paseando por un zoológico de incoherencia humana, que se activan mis ideas, mis ganas de hacer, de crear, de ponerme a trabajar en mi humano interior…
“Humano interior" Concebido para 5 mujeres bailarinas artistas que hablan con el cuerpo que lentamente transforman el espacio que las rodea que ponen a prueba sus límites en una obra que recorre la ciudad que va hilvanando escenas, que pueden resultar desconcertantes pero que intentan provocar en las personas el deseo de detenerse, observar, involucrarse emotivamente, reaccionar, sentirse transportados a un lugar donde puedan reconocerse a si mismos, reflexionar y continuar el día con algo danzando en su interior. Salimos al paisaje urbano, para rescatarnos, rescatar nuestro arte, explorarnos, explorando nuevos terrenos de confrontación y encuentro con la comunidad, con la firme convicción de que en la realización de un hecho artístico cultural, las relaciones que se establecen entre las personas jerarquizan y permiten entender el valor social de lo que hacemos”
[1]

[1] Adriana Belbussi: Proyecto Humano interior. En http//www.myspace.com/humano_interior


AMANECERES Y ATARDECERES
Autor Varo Prats (Edmundo Rodríguez Prati)
Año 2006
Ver Video: http://www.artensalto.blogspot.com

La fotografía primero, y posteriormente los medios electrónicos, han generado un punto de inflexión en los modos expresivos (video arte, cd-rom, net-art, fotografía digital, etc.) provocando cambios radicales en las formas de presentación artísticas.
Rodríguez Prati ha aplicado la tecnología para desarrollar su obra.
Amaneceres y Atardeceres de Salto es un video realizado con fotografías digitales y la hermosa canción Faltando un pedaço de Djavan. Como expresa su autor el arte está en la apropiación a través de la fotografía de la increíble belleza de los amaneceres y atardeceres salteños.

2006 / CONCEPCIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN PLTOLOMEO - 2000 / NOMENCLATOR

CONCEPCIÓN DEL UNIVERSO SEGÚN PLTOLOMEO EN SEDE UDELAR - REGIONAL NORTE
Autor escultura Luis Vlaeminck

Autores Edificio: Marta Barreira, Gustavo Scheps, Ana Fasakas
Año 2006


La escultura diseñada por Luis Vlaeminck “La Concepción del Universo de Ptolomeo” suspendida en la sede de la Regional Norte de la Universidad de la República, nos da pie para referirnos a ese edificio, proyectado por los arquitectos Marta Barreira, Gustavo Scheps y Ana Fasakas, una de las obras de arquitectura contemporánea más interesantes de la ciudad de Salto.
En un diálogo con el Instituto Politécnico Osimani Lerena, proyectado treinta años atrás por José Scheps, -padre de uno de los autores de la sede nueva de la Regional Norte- y Felipe Zamora, el nuevo edificio así como éste, se inserta sensiblemente en el terreno, contrastando con la trama homogénea predominante en la ciudad.
La obra de Vlaeminck constituye otro elemento del “espacio onírico y sorprendente, un espacio vertical, en fuga, de volúmenes que flotan y emergen al exterior, de objetos colgados inexplicablemente, de difícil comprensión”
[1].
Es por ello que esta escultura no perturba ni distorsiona el proyecto integral del edificio, pero también tiene su individualidad, se dispone integrado aunque por su forma, colores, materiales y su no funcionalidad, se diferencia claramente como una obra artística incorporada posteriormente al edificio.








[1] Marcelo Danza: Dos cuerpos en Salto. Mapeo #1. Taller Danza, Octubre 2006.



NOMENCLATOR

Autor Raquel Bessio
Proyecto VIII Bienal de Primavera de Salto.
Año 2000

La artista uruguaya Raquel Bessio, representante de Uruguay en la última Bienal de arte de Venecia (2009) crea sus obras a partir de las características y la historia del lugar. Como realizara en las intervenciones: Camino a la Cruz en el Museo Blanes (1996), Juan Raúl..en esta casa en la ex Casa Quinta de los Mendilaharsu (1999), La Alcancía en el Cabildo de Montevideo (2002), En aras de la Patria en la Quinta de Máximo Santos (1998-proyecto, 2008-intervención), entre otras.
Su proyecto Nomenclator fue premiado en la Octava Bienal de Primavera de Salto en la categoría Intervención en el paisaje, aunque posteriormente no realizado.
El proyecto consistía en superponer a la red de nombres existentes de las calles de la ciudad de Salto una red nueva de sus nombres antiguos, como se denominaban en el año 1875. Las chapas se componían de los nombres antiguos con sus definiciones en muchos casos a través de lo lúdico. Como expresaba la autora: “A través de la intervención se intenta la transmisión de indicios; impulsos físicos que determinan un imaginario del lugar”.





2006 / INTERVENCIÓN EN FERIA DE ARQUITECTURA “LA MORADA” - 2006 / MANIFIÉSTESE. CUELGUE SUS ZAPATOS



INTERVENCIÓN EN FERIA DE ARQUITECTURA “LA MORADA”
Autor Diego Santurio (Salto, 1977)
Año 2006

Fotografía Diego Santurio

A partir de una invitación de la Sociedad de Arquitectos de Salto, para “señalizar” el acceso a la Feria de Arquitectura “La Morada” en la calle Uruguay, Diego Santurio realizó una obra efímera en hierro, material que conoce desde la niñez en el taller metalúrgico de su padre.
Con esta obra que se asemeja a una red, logra a partir de una forma dinámica, abierta, con movimiento, aligerar el peso del hierro, característica de toda su producción. Esta obra se incorporó delicadamente a la vez que contundentemente al espacio público y a la arquitectura.

MANIFIÉSTESE. CUELGUE SUS ZAPATOS
Intervención urbana
Autor Diego Santurio
Año 2006
Fotografía Diego Santurio

A partir de la esquina más céntrica de la Ciudad de Salto, la de mayor tránsito de peatones, y hacia las cuatro cuadras concluyentes, Santurio, propuso una intervención urbana que describe de la siguiente manera:

“Esto fue en el transcurso del último Mundial de Fútbol, mundial en el cual Uruguay no participó. La intervención duró 15 días, se colgaron más de 100 pares de zapatos de todo tipo, se tuvo en cuenta de que no fueran zapatos de niños y tampoco zapatos de fútbol.
Apunté a el estado de ánimo, que deriva en salud! ! ! de nuestra sociedad.
Increíblemente el fútbol ha llegado a influir en nuestras vidas de manera irrisoria, sobredimensionada y como no puedo cambiar eso intenté enmarcarlo.
En ese momento a la selección Uruguaya la manejaba un grupito se gente que estaba descaradamente haciendo de la selección un negocio sin importarles resultados deportivos.
Al ser la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) un organismo no gubernamental, a nuestras alegrías las maneja el poder de unos pocos sin que podamos reclamar. Por ello propuse colgar los zapatos, así como los jugadores cuando finalizan sus carreras cuelgan los zapatos, nosotros como hinchas, parciales, aficionados, etc., también los colgamos, había que demostrar que el hincha es una parte muy importante, fútbol sin gente en la tribuna, no es fútbol. (ahora sigue el mismo grupito pero se cambió el presidente, son más disimulados al actuar, sintieron presión social y por ende me parece que se está trabajando mejor)
El arte da la posibilidad de hacer pensar a la gente, de idear un pensamiento, de canalizar un sentimiento social.
Fue increíble todo lo que esto me dio, por momentos me sentí héroe (que loco)
Lo único que hice fue colgar unos zapatos.”
[1]

[1] Diego Santurio en correo electrónico a la autora. 28 de junio de 2008.

1998 / URBIA - 2000 / EFECTOS PERSONALES - 2006 / LIMITES

URBIA
Autor Carlos Guinovart
Instalación VII Bienal de Primavera de Salto
Año 1998
Fotografía Carlos Guinovart

El artista Carlos Guinovart, nacido en Las Piedras aunque residente desde hace muchos años en la ciudad de Salto, ganador del Gran Premio “El Azahar” de la VI Bienal de Primavera de Salto (1996) nos propone dos instalaciones en la VII y VIII Bienal (1998 y 2000) en las que incorpora elementos y materiales característicos salteños además de recurrir a la temática del adentro y el afuera, lo privado y lo público.
Urbia también fue presentada en la exposición colectiva “OJO 2000, interferencias de arte en al Facultad de Arquitectura”, en Montevideo, donde doce artistas plásticos uruguayos intervinieron distintos espacios del edificio construido por Fresnedo Siri y Mario Muccinelli. Esas obras dialogaban con los más diversos espacios de la Facultad como estaba previsto en su proyecto.
La obra original, para la Bienal de Arte, realizada en el Mercado 18 de julio de la ciudad de Salto, consistía en la ubicación de pequeñas casitas realizadas en hielo sobre arcilla extraída de los suelos de Salto. (en la obra de la Facultad de Arquitectura las casitas eran hechas con varillas de madera) que se iban derritiendo a medida que pasaban los días. Estas casitas estaban iluminadas, y alrededor de las mismas el artista colocó alambres de púa y latas oxidadas. Esta obra se refiere a un tema recurrente en sus obras como la demarcación del adentro y el afuera en las viviendas, la obsesión contemporánea a la “fortificación de las viviendas”, a tomar medidas de seguridad excesivas, donde el miedo provoca que la gente provoque estar prisionera en sus propias casas.


EFECTOS PERSONALES
Autor Carlos Guinovart
Instalación VIII Bienal de Primavera de Salto
Año 2000
Fotografía Carlos Guinovart

Efectos personales presentada en la Bienal de Salto del año 2000, también se refiere a la misma temática. “…es atractivo el acercarnos, como un zoom, dos años después, a una de aquellas casitas de hielo aisladas con su cerco de púas de la anterior instalación de Carlos Guinovart por registrar la futilidad del consumismo contemporáneo.”
[1] En este caso la obra consistía en una representación de una casa realizada con bloques de hielo de 2 metros de alto por un metro de cada lado, en cuyo interior había electrodomésticos. También rodeada pon alambres de púa en un perímetro de 3 x 3 metros. A medida que transcurría la exposición, el hielo se iba derritiendo. Contra la pared colocó baldosas a las que no se podía acceder aludiendo a lo privado de la casa.

LÍMITES
Autor Carlos Guinovart
Año 2006 Instalación Galería El Pasillo, Instituto Goethe, Montevideo
Año 2007 Chacra “La Amarilla”, Salto
Fotografía Carlos Guinovart

Esta instalación fue realizada en el año 2006 en el Instituto Goethe y al año siguiente en la chacra del Diplomático salteño Pelayo Díaz, en una exposición en homenaje a la artista también salteña Lacy Duarte.
Este trabajo al igual que otros del artista, como Cota13 seleccionado en el Salón Municipal de Artes Plásticas, Montevideo 1998, alude a temas que tienen relación con el río Uruguay y su inextricable e indisoluble relación con el territorio salteño. Cota 13 refiere al nivel del río donde se inunda la ciudad de Salto.
En límites también el río es el eje central de la obra, en este caso como protagonista del conflicto enre Uruguay y Argentina por la instalación de la fábrica de celulosa finlandesa, Botnia.
Sobre esta instalación se transcribe lo que expresó el crítico de arte Nelson Di Maggio:
“La instalación de Guinovart está referida a la peleada situación internacional del río Uruguay donde Todo tiene un límite y El Uruguay no es un río, frases que figuran al principio y al fin del catálogo, sin prólogo introductorio o explicativo ni curador a la vista. Esas dos frases tienen la suficiente ambigüedad semántica como para aludir, sesgadamente, al conflicto de las papeleras o pasteras, mejor. Cartografías ribereñas, barcas que atraviesan la sala, botellas de agua de diferentes orillas del río, ritmos y senderos que orientan la mirada y el desplazamiento hasta encontrar papeletas de votación que tiene el sí y el no estampados en la misma hoja. Con una economía de medios utilizados, el escultor Guinovart vuelve a la consideración pública con una impecable, ascética, profunda visión de una golpeante realidad diaria llevada al extremo de histerismo político, evitando toda actitud panfletaria o retórica discursiva y sin alimentar situaciones controversiales, quedando como testigo implacable de un incidente histórico y dejar en libertad al receptor de formular sus propios juicios. Y el todo envuelto en una conseguida poética de inusual convicción estética.”
[2].

[1] Edmundo Rodríguez Pratti: Brecha, Salto 10 de noviembre de 2000.
[2] Nelson Di Maggio: Diario La República, 3 de julio de 2006


2005 / DIALOGAR DESPACIO - 2006 / UCRONÍAS

DIALOGAR DESPACIO
Participantes Carolina Cunha, Ricardo Lagos, H,C, Llobet, Andrés Martínez, Ana Luisa Testa, Daniel Pavlesky, Zully Vallarino. Coordinador: Arq. Luis Vlaeminck
Año 2005
Fotografías Marcelo Cattani



Esta experiencia colectiva, fue la primera de tres del Grupo de Investigación en Artes Plásticas y Escénicas, en la que diferentes manifestaciones artísticas se confluyeron para reflexionar sobre el espacio de manera ritual. El grupo se inicia a instancias de Hugo Llobet, Andrés Martínez Ricardo Lagos, que sienten la necesidad de trabajar y ofrecer a la ciudad de Salto formas distintas para acercar al arte. El arquitecto Luis Vlaeminck coordina y organiza la manera de presentación de las obras, así como aporta elementos para la conformación del marco teórico y la elaboración de textos y conferencias.
En la misma dialogaron artistas plásticos, arquitectos y actores conformando un recorrido en el que el visitante se encontraba con instalaciones, esculturas, performances y teatro en un espacio emblemático como el Viejo Mercado 18 de julio. Los artistas han creado obras individuales experimentando a su propio modo lo que el espíritu del espacio le da que pensar, pero han logrado en esta ocasión -cosa no sencilla en exposiciones colectivas- crear una idea de unidad y totalidad.
“…Pues es evidente que aquí ha tomado cuero una forma de comunión cuyo motivo está en la investigación ascética y solidaria de la verdad sobre lo completo, lo unánime, unísono, lo Uno: el diálogo con la pregunta ¿Dónde ESTAMOS CUANDO ESTAMOS EN EL MUNDO?”
[1]
[1] Luis Vlaeminck.. Catálogo Dialogar Despacio. 1 al 5 de diciembre de 2005. Centro de Exposiciones, Mercado 18 de julio, Salto
UCRONÍAS
Participantes
Carolina Cunha, Ricardo Lagos, Hugo Llobet, Andrés Martínez, Ana Luisa Testa, Daniel Pavlesky, Zully Vallarino, Luis Vlaeminck
Año 2006

Fotografías Marcelo Cattani

Ucronías es la segunda exposición del Grupo de Investigación en Artes Plásticas y Escénicas, cuyo tema central es el tiempo.
“Ucronías. Todo aquello que tiene sentido lo tienen en un cuando; un instante aprisionado históricamente, done el antes y el después son cartografías del ahora.
Hemos construido culturas del tiempo, nos hemos identificado con imágenes del tiempo, porque no podemos evadirnos o no somos capaces de salirnos. Significar en el tiempo es reconocer en lo que es el ya fue y el siempre será: el tiempo detenido o el eterno retorno. Resulta difícil leer el tiempo en el cual algo corresponde, pues nunca es sino por superposiciones y encuentros: capas tras capas de sedimentación que llamamos memoria….”
[1]
[1] Luis Vlamenick. Catálogo de Ucronías. 10 a 21 de agosto de 2006., Mercado 18 de julio, Salto.




2006 - 2007 / FESTIVALES DE ARTE Y ROCK DEL RÍO DE LA PLATA

FESTIVAL DE ARTE Y ROCK DEL RÍO DE LA PLATA

Año 2006 y 2007
Ver: http://www.youtube.com/watch?v=lE3pwZcGoEk
http://www.youtube.com/watch?v=ak0ap4ySUCk
Fotografía Edmundo Rodríguez Prati
Instalación de María Ángela Juanena



Impulsado por artistas bonaerenses y organizado por Mama Africa y Uruguay Rock producciones con el apoyo de las Municipalidades de Salto y Concordia y el trabajo de artistas argentinos y Uruguayos, desarrollado en el marco del conflicto entre Argentina y Uruguay por la instalación de las papeleras, la propuesta de este festival radica en que el arte es un vehículo para el cambio, para la unión y generación de lazos entre los pueblos.
El tema principal de los dos Festivales que hasta el momento se realizaron (2006 y 2007) fue el Río. “UN RÍO. Entra por las venas de la tierra, luego a nuestras venas y nos hace RIOPLATENSES”. Agua que da vida y purifica. A pesar de que por momentos este Río se nos hace mar nuestros hermanos siguen estando ahí. No hay que cruzar el charco para estar juntos, hay que darse cuenta que somos parte de él.”
La artista salteña que se puso al hombro la organización de la exposición artística de este Festival fue María Ángela Juanena, que con muy pocos recursos y un esfuerzo enorme ha logrado llevar a cabo estos eventos de manera ejemplar.
El primer Festival realizado el primer día en el Parque Harriague de Salto (22/10) participaron exponiendo sus obras María Ángela Juanena, Carlos Guinovart, Edmundo Rodríguez Prati, Grupo de artes plásticas y escénicas, Grupo del Taller de Elsa Trolio, Vilma Texeira Núñez, Estela Barla, Marcelo Cattani, Diego Santurio, Diego Gallino y Pablo Cattani. El segundo dia (23/10) se realizó en Concordia donde expusieron Ladislao Salvini, Clorindo Testa, Elena Acquarone, Norma Beber, Teresita Blasco y Laura Fontan y los recitales en ambas ciudades de los grupos de rock Tucomfusion, Oxford, Anzuelos, Receso, La Esquina Peligrosa, Arbolito, Once Tiros y Benditos Ajenos.
El Segundo Festival se repitió un año más tarde, el 23 de noviembre de 2007, en el Parque Harriague.
En esta ocasión los participantes fueron los artistas salteños María Ángela Juanena, Hugo Llobet, Belén Díaz, Edmundo Rodríguez Prati y Alejandro Baldasini, de Montevideo el dúo Belafonte integrado por Alejandro Albertti y Nicolás Raddatz y la artista Cecilia Vignolo y de Argentina el artista, músico y videasta Mäuss. Los recitales de rock estuvieron a cargo de Once Tiros, Anzuelos, 4 pesos de Propina, Tucomfusión y la Doble Nelson.



PERFORMANCE DE CECLIA VIGNOLO
2º Festival Internacional de arte y rock del Río de la Plata
Parque Harriague, Salto
23 de noviembre de 2007
Performance en: http://www.youtube.com/watch?v=lE3pwZcGoEk
Fotografías Edmundo Rodríguez Prati

Esta lograda performance de Cecilia Vignolo, en la que se integra al paisaje del Parque Harriague cambiándolo transitoriamente, es un nuevo vínculo de la artista con la tierra.
El sumergimiento en la tierra es un elemento recurrente en su obra desde el año 1996. Utiliza su “cuerpo como herramienta”[1] como en la mayoría de sus trabajos. Se exhibe a sí misma durmiendo, abrazando a la tierra representada en la figura de un hombre. Como en la performance "la vida es un flujo y reflujo", ganadora del 52 Salón Nacional de Artes visuales María Freire, “Esta obra es básicamente sobre el amor a la tierra. Lo único que se va a mantener es mi abrazo, el amor, la sensación de estar abrazando con amor.”[2]


[1] Cecilia Vignolo en entrevista de Gabriel Peveroni en revista Freeway, julio 2009.
[2] Ibidem




1956 / MONUMENTO EN PARQUE FEDERICO GARCÍA LORCA

MONUMENTO EN PARQUE FEDERICO GARCÍA LORCA
Idea Enrique Amorim
Año 1956

Fotografía Miriam Hojman


Este monumento fue realizado a partir de una idea de Enrique Amorim quien fuera amigo de García Lorca, cuando se cumplían veinte años del asesinato del poeta perpetrado en 1936. “’Un monumento sencillo como todos nosotros’, imaginó Amorim y se lo planteó al entonces intendente de Salto, Armando I. Barbieri de quien no recibió el más mínimo titubeo. ‘Levantaremos el monumento a Lorca y lo haremos por suscripción popular, con la intervención de nuestro pueblo que así lo quiso´”
[1]
Se dice que fue el primer Monumento en Homenaje a Federico García Lorca, erigido en el mundo.
Si bien el monumento es un simple muro de piedras al que un artesano salteño, Minata, le grabó con simples letras los versos de Antonio Machado
[2] dedicados al poeta español, su valor radica en el espacio que conforma, ubicado en la Piedra Alta, conformando un parque donde grandes riscos se asoman en barrancas sobre el Río Uruguay.
Además este lugar quedará siempre vinculado a una manifestación artística que se unió al paisaje, al monumento y a la arquitectura del lugar: el teatro.
En la memoria colectiva de los salteños, cada vez que se alude a este lugar, está presente el episodio que sucedió en la inauguración del monumento luego de la actuación del elenco de la Comedia Nacional, que representó el Romance de La Luna, la escena del bosque de la Novia y Leonardo y la escena final de la Madre de Bodas de Sangre. Ésta última representada por Margarita Xirgú, la protagonista de esta anécdota.
Así relata Armando Barbieri, hijo del entonces Intendente de Salto lo que allí sucedió: “…cuando en una magnífica tarde, y diría sagrada, escuchábamos a la Comedia Nacional cuyo elenco dirigía la increíble Margarita Xirgu: en un pasaje de Bodas de Sangre. En el palco oficial estaban Zabala Muniz (Ministro de Educación Pública), Enrique Amorim (único orador designado por la Intendencia salteña), Asdrúbal Delgado (ilustre salteño benefactor), mi padre –Armando Barbieri- (entonces Intendente de Salto); del otro lado del espacio escénico, el pueblo y, abajo entre las rocas del río de los Pájaros Pintados: las lavanderas de Salto, realizando sus tareas rituales.
Entonces los gritos de la Xirgu, reclamando por la muerte de su hijo: “…que le quitara un puñal que apenas cabía en la palma de su mano…”, se oyó tan real, que todos estábamos en recogida expresión de emoción; fue entonces cuando las lavanderas en fila india y en silencio irrumpieron en la escena y ante la sorpresa colectiva, comenzaron una a una, a dar sus pésames a la afligida madre: magnífica demostración del teatro hecho carne.”
[3]
La actriz China Zorrila también recuerda el episodio: ”Margarita Xirgu profundamente emocionada, no pudo contener sus lágrimas en aquel día en que se recordaba a su entrañable Federico. Algunos vecinos reunidos espontáneamente al homenaje, ante las lágrimas de la actriz, confundieron su pena, entendiendo que lloraba por la muerte de su hijo. Algunos de ellos a su paso, se le acercaron para darle respetuosamente el pésame.”
[4]Hoy, a pesar que no se aprecia más el espejo de agua y los chorros que emanaban de las piedras, sigue siendo un lugar tranquilo, apacible, donde se puede apreciar la vegetación, el río y el cielo salteño.

[1] Gca: en Radar, suplemento semanal del Diario La Prensa de Salto, 21 de agosto de 2009. año 6. nro. 245. En www.radar.saltonline.net
[2] Labrad, amigos, de piedra y de sueño, en la Alhambra, un túmulo al poeta, sobre una fuente donde llore el agua,
y eternamente diga: el crimen fue en Granada ¡En su Granada! Antonio Machado.
[3] Armando Barbieri: “Evocación de Enrique Amorim”, en Enrique Amorim, cuentista .Editorial Arca.
[4] Mercedes Orticochea: En “La Comedia Nacional y sus historias. Los espectáculos de Margarita Xirgu”, en http://www.comedianacional.com.uy/mvdcms/uc_116_1.html

1962 / IGLESIA METODISTA

IGLESIA METODISTA
Arq. Carlos Rodríguez Fosalba
Año 1962

Fotografía Edmundo Rodríguez Prati. http://panoramio.com

Si se transita por la calle Osimani y Lerena, predominantemente residencial, sorprende gratamente en la mitad de la cuadra, este edificio del Arq. Carlos Rodríguez Fosalba, la Iglesia Evangélico-Metodista de Salto, ejemplo de arquitectura moderna adaptada a su entorno. Se destaca la utilización del vitraux, elemento tradicional de las catedrales góticas, adaptado en diseño, forma y color a esta arquitectura moderna. El acceso y los amplios ventanales de la primer planta con vitrales de colores compuestos de composición geométrica abstracto, proporcionan al interior una atmósfera cálida, coloreada e irreal que constituye lo esencial en el interior despojado de toda ornamentación. Se destacan los espacios sobrios y la escalera suspendida en un diálogo formal con los ventanales, netamente moderno.

1966 / MONUMENTO AL ARQ. ARMANDO BARBIERI

MONUMENTO AL ARQ. ARMANDO BARBIERI
Autor César Rodríguez Musmanno
Año 1966

Fotografía Miriam Hojman


Este monumento en homenaje a quien fuera Intendente de Salto, el Arq. Armando Barbieri, es una de las obras de su autoría más apreciadas por César Rodríguez Musmanno. Además de rendirle homenaje a un defensor del patrimonio salteño, a una personalidad pública respetada tanto por sus virtudes profesionales como humanas, Rodríguez Musmanno ha trabajado durante once años en dos administraciones de Barbieri como intendente, admirando siempre su capacidad técnica, de gobernante y calidad humana.
Además, Rodríguez Musmanno considera que es la obra donde pudo llevar a cabo de la manera más íntegra la vinculación de la arquitectura, artes visuales y paisajismo.
El monumento consta de una rampa de acceso en espiral; una plataforma circular con adoquines de las calles de Salto, que continúa ascendiendo hasta culminar en un elemento simbólico en hormigón armado, levemente curvado, de 7,50 m. de altura, con una terminación aparentemente inconclusa (quedan los hierros sobresaliendo por sobre el hormigón). Este permanente ascenso alude a la fuerza, tesón, sentido de superación constante, y proyectos que fueron interrumpidos por su muerte.
La obra se completa con un mural que enmarca el conjunto compuesto de chatarra en desuso de los viejos Astilleros “Mihanovich”. Las piedras utilizadas también son originarias del lugar, en este caso de la costanera de Salto.
Este monumento ubicado en una zona privilegiada, con una hermosa vista hacia la costanera sur, respeta el paisaje y los elementos naturales del lugar.

1958 / SEDE SOCIAL DEL CLUB SALTO URUGUAY

SEDE SOCIAL DEL CLUB SALTO URUGUAY
Arq. Carlos Rodríguez Fosalba
Mural Leandro Silva Delgado.
Año 1958 (Primera etapa de la obra)

Fotografía Miriam Hojman

La sede social del Club Salto Uruguay –denominada “Palacio Azul”, ubicada en un lugar estratégico de la ciudad, frente a la Plaza de los Treinta y Tres Orientales, es un gran edificio realizado en dos etapas (años ’50 y ’60) por el Arq. Carlos Rodríguez Fosalba. Se observan claras influencias del denominado “estilo internacional”, particularmente del minimalismo -fachadas, plantas libres, escalera volada- que denota el influjo de Mies Van der Rohe. Su fachada casi en su totalidad vidriada, está interrumpida solamente por algunos elementos que ofician de balcones y que logran una rica expresión compositiva. También por un mural que marca el acceso, que media el espacio público del privado, realizado en piedra por el arquitecto, paisajista y artista salteño Leandro Silva Delgado. Este mural de formas abstractas donde se combina la piedra en su estado natural con los azulejos picados de colores primarios, otorgan al conjunto una relación con la calle, con el entorno.

1964-65 / TERMAS DEL ARAPEY

TERMAS DEL ARAPEY
Autores Lucas Gaffrée y César Rodríguez Musmanno (arquitectos proyectistas)
José Echave y Leopoldo Nóvoa (murales)
Coordinador César Rodríguez Musmanno
Año 1964-65

Fotografía César Rodríguez Musmanno


El conjunto de piscinas y vestuarios de las Termas del Arapey es un óptimo ejemplo de integración entre arquitectura, arte y paisaje, así como de fructífera colaboración entre arquitectos y artistas plásticos. Esta integración surgió desde el primer esquicio como lo expresa uno de sus arquitectos proyectistas, el arquitecto Rodríguez Musmanno (que en ese entonces era Director de obras de la Intendencia Municipal de Salto) que junto al Arq. Lucas Gaffrée fueron los encargados de la obra, y que trabajaron en forma conjunta con el artista español Leopoldo Nóvoa y su amigo, el artista salteño José Echave que diseñaron dos murales de 9,20m x 2,60.
José Echave trabajó con amatistas, cuarzo, ágatas, plantas –helechos y musgos- agua, luz y música, como una exaltación a la región por los materiales característicos que utilizó. Por su parte Nóvoa los hizo con basalto negro de las costas del Arapey, areniscas de los cerros, ladrillo picado de un rojo intenso y piedra calizas blancas en una composición que se despega del muro y vuelve a surgir en una pieza escultórica en un gran espacio de césped, aludiendo en su conjunto a la “salud” y a la “enfermedad”
Según recuerda Rodríguez Musmanno, el Intendente de Artigas envió tres camiones de piedras semipreciosas para la realización de los murales y los peones rurales junto a los municipales trabajaron en la realización de los murales así como en el resto de la obra. Los artistas Nóvoa y Echave vivieron allí mientras se construían los murales.
Además de ser una obra de gran valor por sus cualidades arquitectónicas y artísticas, también es reconocida como una de las principales obras murales del artista Leopoldo Nóvoa, al igual que en los tres murales que realiza en el Edificio Dannart
[1] y en el mural del Estadio del Club Cerro[2], en Montevideo, se destaca que“transformó el concepto planimétrico del mural tradicional, consiguiendo una factura tridimensional de una materialidad exuberante, un nuevo concepto de especialidad interna mediante la estructuración del medio expresivo y del espacio contenido.” [3]

[1] 1960, Arq. Arturo Porro
[2] 1962-1964, obra fundamental en la trayectoria artística de Nóvoa. 132 m de largo x 4,60 m de altura, declarada en 1964 como la mayor decoración mural del mundo, realizada en un solo panel.
[3] Sánchez, Ciro: “Obra integrada en la arquitectura y en espacios públicos” en Catálgo Exposición Nóvoa en MNAV, Xunta de Galicia, Centro Galego de Arte Contemporáneo, Santiago de Compostela, 1997.

1956 / MONUMENTO A HORACIO QUIROGA

MONUMENTO A HORACIO QUIROGA
Proyecto Enrique Monestier
Dirección de obra César Rodríguez Musmanno
Año: 1956

Fotografía Miriam Hojman

Una pequeña escalinata conduce a un espacio delimitado por dos muros curvos de piedra, antesala de un recinto de paredes del mismo material y techo plano de hormigón, donde se contraponen por un lado la intimidad generada por un espacio de dimensiones limitadas y donde el silencio y la tranquilidad son protagonistas y por otro la apertura generada por un marco con vistas hacia el Río Uruguay. Este contraste quizás alude a lo que significa la figura del escritor Horacio Quiroga para los salteños, un nativo de esas tierras pero que se fue para no volver (los trágicos sucesos de su infancia y adolescencia fueron determinantes en su alejamiento de su ciudad natal) y ser respetado en el mundo como uno de los mejores escritores de su tiempo.
En el recinto se podía observar la réplica en piedra del busto de Horacio Quiroga tallado originalmente en raíz de algarrobo por el escultor ruso Stefan Erzia. El original que está en la Casa Horacio Quiroga (Museo y Mausoleo), cobija la urna con las cenizas del escritor que fueron traídas desde Buenos Aires ante gestiones de Enrique Amorim.
.El proyecto del monumento fue del arquitecto Enrique Monestier y la dirección la hizo el arquitecto César Rodríguez Musmanno quien relata que ese lugar estaba destinado a la meditación, tenía bancos, estaba más limpio y se veía el río enmarcado como un cuadro, pero como otros sitios públicos de la ciudad, lamentablemente fue víctima del vandalismo y el descuido.
Tampoco la réplica del busto está allí, sino que se llevó al Museo Quiroga para resguardarla.

1973-78 / COOPERATIVAS COVISUNCA 1 Y COVIFOEB 1

LOCAL COMUNAL
COOPERATIVA COVISUNCA 1

Y COVIFOEB 1
Autor César Rodríguez Musmanno
Año 1973-78
Fotografía Miriam Hojman


A partir de la incorporación del Arq. César Rodríguez Musmanno, al Instituto de Asesoramiento técnico (CEDAS) del Movimiento de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua, en el año 1969, comenzó una actividad ininterrumpida hasta 1982 en la participación y dirección de obras en varias cooperativas en Salto y Montevideo.
En relación al aporte plástico para el trabajo en las cooperativas, el arquitecto expresa que “el procedimiento que siguió fue tratar de despertar el interés y la creatividad de los integrantes para que ellos mismos definieran lo que querían hacer.” Uno de estos ejemplos puede verse en el salón comunal de las Cooperativas COVISUNCA 1 y COVIFOEB 1 en la ciudad de Salto.
Para estas Cooperativas se ideó un sistema constructivo diseñado especialmente junto con el Ing. Gerardo Rodríguez, que consistía en un sistema sin encofrado, con losetas prefabricadas y con bloques especiales que se producían en obra por los cooperativistas.
Con estos bloques se realizó el mural que conforma una de las paredes de la fachada principal del local comunal, mostrando como un trabajo de mano de obra no calificada también puede conformar una obra plástica. En uno de las paredes del acceso al local hay un mural donde se ve una luna roja, una paloma blanca y los pinos representativos del Movimiento Cooperativo. Este mural está realizado con los descartes de azulejo blanco que los niños rompían y picaban, ladrillo picado. Y planchuelas de hierro realizadas por el armador de hierro de la obra.

1971-73 / ESCUELA Nº 98

ESCUELA Nº 98
Autor César Rodríguez Musmanno
Año 1971-73
Fotografía César Rodríguez Musmanno

El mural de areniscas, calizas y granitos tal como salen de las barrancas del río Uruguay, tiene un predominio absoluto en la composición de la fachada de la Escuela Nº 98 del arquitecto y artista César Rodríguez Musmanno. En este mural se pueden observar aspectos del informalismo constructivo característico de sus obras plásticas y sus recurrentes formas circulares y los “símbolos esbozados en pinturas y grafías rupestres”
[1]
Esta escuela es un ejemplo de integración, no solamente entre la arquitectura y las artes visuales, sino entre la arquitectura y la naturaleza. Las características topográficas del terreno son respetadas y aprovechadas, al ubicar las aulas en distintos niveles acompañando los desniveles del mismo. El proyecto se distancia de las tradicionales escuelas al ubicarse las aulas independientes de los espacios comunitarios (préau, comedor y sector administrativo) y también independientes entre sí. Las aulas comparten un espacio común de circulación y tienen otro espacio íntimo que se puede utilizar para actividades como plantar o desarrollar las clases al aire libre en esos días cálidos tan característicos en Salto. En este proyecto, así como en los de las otras cuatro escuelas que proyectó el arquitecto, el aspecto pedagógico está siempre presente, la arquitectura y el arte se ponen al servicio de la enseñanza, en este caso por ejemplo, en el mural pueden reconocerse las piedras características del subsuelo y en los espacios exteriores las especies de árboles autóctonos.Un aspecto anecdótico que es recordado por Rodríguez Musmanno en relación a esta escuela, es que debido a que su inauguración fue cercana al golpe de Estado que sufrió el Uruguay en el año 1973, los militares no quisieron que el arquitecto asistiera a la misma debido a su militancia en el Partido Socialista, su dirigencia gremial. A pesar de esto, en otra de sus comprometidas acciones, Rodríguez Musmanno asistió a la inauguración y además habló ante la insistencia de las maestras, provocando el malestar de las autoridades militares presentes que tuvieron que aceptar y “comerse los codos” al decir del propio arquitecto.


[1] Pablo Thiago Rocca. “El principio inmortal”. s/f

1964-65 / ESCUELA Nº 34

ESCUELA Nº 34
Arquitecto y artista plástico César Rodríguez Musmanno
Año 1964-65

Fotografía Miriam Hojman


En la Escuela Número 34, de características racionalistas, de líneas muy simples y puras, un mural diseñado por César Rodríguez Musmanno (al igual que toda la Escuela) acompaña o “se incorpora con necesidad al espacio arquitectónico”
[1]. El mural de 4 x 2,60 metros conforma el único elemento macizo de la fachada. Está construido por un oficial pedrero como en muchas de sus obras plásticas incorporadas a la arquitectura en las que trabajan “muchachos y hombres cercanos a los ochenta años, que habían traído su oficio de Italia, en la escuela que hoy se llama ‘Enrique Amorim’”[2]. Las piedras se colocan sin junta aparente, con piedra asentada con mortero de arena y pórtland. Se trata de una composición abstracta y planista, en el que la piedra caliza del río Queguay de Paysandú, los granitos rojos y negros basálticos del lecho del Río Daymán, otorgan a la composición las texturas y el contraste de colores que de manera sobria aunque potente, le dan al conjunto arquitectónico una imagen armónica.

[1] Di Maggio, Nelson: “Salto cambia de piel”. s/f
[2] César Rodríguez Musmanno en entrevista de Olga Larnaudie. “Escuelas de Vida” en La Hora Cultural, 11 de julio de 1987.

1965 / MONUMENTO CONMEMORATIVO AL PASO DEL ÉXODO POR EL RÍO DAYMAN

MONUMENTO CONMEMORATIVO AL PASO DEL ÉXODO POR EL RÍO DAYMAN
Autor César Rodríguez Musmanno
Año 1965
Fotografía Miriam Hojman

El 7 de diciembre de 1811, desde el Daymán, el General José G. Artigas dirige a la Junta de Paraguay un documento en el que se relataba la gesta heroica de los orientales, el “Éxodo del Pueblo Oriental”. Tres días les tomó a los Orientales que acompañaban a Artigas en el cruzar el Río Daymán para dirigirse al norte.
Rodríguez Musmanno realiza un monumento escultórico en hormigón visto y piedras del lugar, que conmemora ese acontecimiento. Compuesto por dos elementos abstractos, una esbelta columna en forma de obelisco y un triángulo calado apoyado en uno de sus vértices, en una lectura que podría interpretarse como el caudillo acompañado por su pueblo en la emigración colectiva luego de declararse el armisticio de octubre de 1811entre los españoles y el gobierno de Buenos Aires.

1964 / RESIDENCIA EN LA CALLE ZORRILA Y BELÉN

RESIDENCIA EN LA CALLE ZORRILA Y BELÉN
Autor Arq. César Rodríguez Musmanno
Año 1964

Fotografía César Rodríguez Musmanno


De lenguaje racionalista, con indudable influencia de la arquitectura emblemática del Movimiento Moderno, al mismo tiempo con una excelente implantación, integración a las características del terreno y respeto por el paisaje. Es sumamente interesante el análisis que realizó Luis Vlaeminck (arquitecto, investigador de Historia de la Arquitectura de la Universidad de la República, Regional Norte) sobre esta vivienda en un homenaje que se le rindió a CRM en la sede del partido Socialista en Salto en setiembre de 2007. Realiza análisis comparativos entre esta vivienda y obras de Le Corbusier, Marcel Breuer y Bonet así como de los latinoamericanos Niemeyer, Villanueva y Bo Bardi. Rodríguez Musmanno resumió en esta vivienda sus inquietudes formales y plásticas incorporando influencias de sus referentes artísticos internacionales, sus maestros del Taller Horacio Quiroga y de la Facultad de Arquitectura, pero sobre todo, los paisajes salteños con los que creció.En esta obra CRM, también le había incorporado dos murales construidos en chatarra con la colaboración de alumnos de la Escuela Industrial de Salto. Nuevos propietarios reformaron la vivienda, eliminando entre otros aspectos de gran calidad, dichos murales.

1955 / CASA MIGLIARO. 1957-59 / CASA FERNÁNDEZ BALLARINI



CASA MIGLIARO
Autor Carlos Rodríguez Fosalba
Año 1955


Fotografía extraida del Blog: http://arquitecturaensalto.blogspot.com/ Gentileza de Edmundo Rodríguez Prati



A esta fantástica obra del arquitecto Carlos Rodríguez Fosalba, ubicado en el barrio Arenitas Blancas, se accede por el primer jardín que diseñó el paisajista y artista Leandro Silva Delgado quien además creó la estufa a leña en el interior de la casa. Como expresa el arquitecto Edmundo Rodríguez Prati, hijo del arquitecto “...más allá de la lógica referencia a las arquitecturas de vanguardia de su época (en particular a Le Corbusier y Breuer), sus viviendas siempre tienen una adaptación original a las condiciones, ambiente y técnicas locales. La casa Migliaro es un buen ejemplo de ello, resultando el partido, con acceso por la cubierta, de la peculiar conformación del terreno” (Rodríguez Prati, en http://arquitecturaensalto.blogspot.com/)



CASA FERNÁNDEZ BALLARINI

Autor Carlos Rodríguez Fosalba
Año 1957-59

Fotografías extraidas del Blog: http://arquitecturaensalto.blogspot.com Gentileza de Edmundo Rodríguez Prati



Una obra con claras influencias de Marcel Breuer, esta casa volada sobre un muro curvo de grandes dimensiones al que se le incorporó un mural, posee una magnífica implantación y una potencia formal a partir del el balcón y la cubierta.
Es una obra de diseño integral ya que todos los detalles interiores están proyectados por el arquitecto incorporando elementos de las artes visuales. Su mueble divisorio, un exhibidor de obras de arte móvil con una composición basada en el neoplasticismo, el bar y otros muebles conforman una unidad.




1946 / ESGRAFIADO EN IMPRENTA CALLE AMORIM

ESGRAFIADO EN IMPRENTA CALLE AMORIM
Autor Enrique Albertazzi
Año 1946

Fotografía Miriam Hojman

Esta obra es un esgrafiado[1], técnica de gran difusión en Italia, realizado precisamente por el italiano Enrique Albertazzi en la imprenta de la calle Amorim (ex Talleres Gráficos Margall). En este caso se trata de un mural de índole más comercial, representa un Ex libris, la etiqueta o sello que se suele colocar en el reverso de la cubierta o en la tapa de un libro que identifica a su dueño. Al igual que en el mural de la residencia en la calle 18 de julio, estimamos que este también fue proyectado junto con la obra arquitectónica, en este caso de los arquitectos P. Oscar Ambrosoni y Daniel J. Armstrong.

[1] Técnica de dibujo que consiste en hacer incisiones sobre el cuerpo del objeto o pared, en la parte superficial, de manera que quede al descubierto la capa inferior.

1948 / FRESCO EN RESIDENCIA

FRESCO EN RESIDENCIA
Autor Enrique Albertazzi

Año 1948
Fotografía Miriam Hojman

El fresco realizado en la Residencia de la calle 18 de julio y Boca del Mercado, del pintor y decorador italiano Enrique Albertazzi –de experiencia sólida y oficio notable según los describió Walter E. Laroche- quien llegó a Salto para realizar la restauración de los frescos del Teatro Larrañaga
[1], muestra una actividad típicamente salteña: la recolección de naranjas. En un lenguaje figurativo, también podría enmarcarse dentro de la corriente del realismo social uruguayo, más por la temática en relación a los paisajes culturales que a la denuncia política como era característico, por ejemplo en el muralismo mexicano. En este caso podríamos afirmar que esta obra se ideó junto con el proyecto de esta vivienda de lenguaje moderno, ubicada en un sector de la ciudad declarado patrimonio histórico, conformando la manzana en cuyo centro se encuentra el Centro de Exposiciones viejo Mercado 18 de julio (c. en 1868), y frente a la Plaza Artigas. En el caso de este mural, también a diferencia de las mencionadas anteriormente, es exterior, forma parte de la fachada y se vincula con el paisaje de la ciudad.

[1] Conocido por ser el autor de algunos de los elementos decorativos del Palacio Legislativo y el Palacio Salvo de Montevideo, aunque también trabajó en el Tupinambá, en el cine Alcázar.

1947 / MURAL EN GARAGE EL PALACIO

MURAL EN GARAGE EL PALACIO
Autor José Cziffery y José Echave
Año 1947

Fotografía Edmundo Rodríguez Prati





Este mural así como el del ex maison Anita son de autoría de José Cziffery y José Echave, el primero, maestro húngaro, quien fuera el primer director del Taller Pedro Figari de la Asociación Horacio Quiroga, el segundo un artista salteño, autodidacta en pintura aunque fuertemente influido por el mismo Cziffery, José Cúneo[1], los argentinos Lino Spilimbergo y Juan Carlos Castagnino y el brasileño Cándido Portinari. Ambos artistas son importantes referentes para la cultura salteña.
Cziffery, fue el maestro del ya mencionado Taller Figari de la Asociación Horacio Quiroga, que ha sido fundamental para el desarrollo de las artes en Salto y firmemente consideramos que fue a partir de esa experiencia que Salto hoy es uno de los lugares, después de Montevideo, donde se aporta al desarrollo del arte y la cultura del país. En dicho Taller, Cziffery fue maestro de Lacy Duarte, José Echave, Bolívar Gaudin, Aldo Peralta, Osvaldo Paz, César Rodríguez Musmanno, entre otros artistas salteños que se han destacado nacional e internacionalmente.
José Cziffery, se formó en la Academia Húngara de Bellas Artes con los maestros Berény Robert y Janos Vaszary quien seguramente lo influyó en la temática social de sus obras. También estudió en Berlín y en París –se dice que con Matisse- hasta que emigró en primer lugar a Brasil y posteriormente en 1946 a Salto, Uruguay donde se queda durante 18 años hasta su muerte en el año 1964.
“Vimos exposiciones en las calle. Vimos grupos de artistas en los barrios. Vimos a la pintura dominando los muros. Vimos a Salto triunfando en los Salones. ¿Después? Ese “después”….ES NUESTRO. Y por AMOR es nuestro. Ese “después” llega hasta hoy. Y desde hoy se prolonga a mañana……”
[2]
El mural del Garage el Palacio, creemos que se trata de un paisaje de la Hungría natal de Cziffery, no se ve el río, las ondulaciones del terreno son demasiado acentuadas y además se pueden encontrar elementos evocativos de su patria como flores típicas como el Ciclamen y el Aciano que aparece en el ángulo inferior derecho, así como la cosecha del trigo, el que fue la actividad más importante en ese país hace muchos años.[3] En el mural aparecen, así como en otros del “realismo social”, personajes –en este caso trabajadores- del paisaje social, como el campo en plena época de recolección. Sin embargo, en otro Mural en la ex ”Maison Anita” podemos afirmar que se trata de un paisaje salteño, las orillas del Río Uruguay en Salto. Deducimos que para realizar este mural, Cziffery y Echave recibieron las influencias de Juan Carlos Castagnino a través de su ya mencionado mural en el Club Uruguay. En este se observan otros pobladores característicos de las orillas del río como los pescadores y su familia. También, nos remiten a Salto la calma del río, el hornero y su nido y sobre todo el paisaje de la orilla con sus barrancas al fondo.

[1] A través de sus jornadas de taller realizadas en Salto en 1945-1946
[2] Astiazarán, Leonardo: Catálogo editado por la Comisión Nacional de Bellas Artes, mayo 1965 para la exposición retrospectiva de homenaje a José Cziffery.
[3] Las apreciaciones sobre los motivos húngaros que aparecen en este mural fueron hechas por Borbély Tamás., set. 2008 como comentario a la fotografía de Edmundo Rodríguez Pratti en www.panoramio.com